Armonizando mi lugar de trabajo

    En la cultura de China desde hace más de 3000 años, se práctica la armonización de los espacios utilizando el Feng Shui.  El fluir de la energía para armonizar el hogar o el lugar de trabajo dependía de la disposición de cada objeto, planta, elemento natural y también de los materiales que utilizaban para fabricar  cada uno de estos.

    Palabrarte te invita a armonizar tu lugar de trabajo. Realicemos un ejercicio simple y económico que nos permita sentirnos a gusto y conectarnos con el fluir de la energía vital. Empecemos por observar lo que hay a nuestro alrededor, si nos encontramos con una oficina recargada de material de trabajo, desordenada, con poco espacio y además tenemos la sensación de estarnos asfixiando, es necesario armonizar.

    Pasos:

    1. Despeja todo el material de trabajo (textos, carpetas, libros, etc) y ubícalo en un lugar en donde se vea acomodado, donde lo puedas hallar cuando lo necesites, pero preferiblemente que no se vea tirado y/o amontonado.
    2. Despulga la oficina,  saca todo aquello que ya no se necesita o que hace ruido con el espacio que deseas.  Libros que ya no lees, cuadros con colores oscuros y mensajes poco positivos, almanaques desactualizados, bolígrafos sin tinta, objetos inútiles.  Todo lo anterior tiene un lugar, pero fuera de tu oficina.
    3. El escritorio, ubícalo en un lugar en donde sientas que fluye la energía.  Para el Fen Shui, este tipo de objetos debe estar ubicado diagonalmente frente a la puerta de entrada, de tal manera que puedas ver la gente que circula.  De no ser posible que muevas tu escritorio, con que lo despejes y este limpio basta.
    4. Lo que debe rodearte, una plantita verde que te conecte con lo natural, buena luz y si es posible buena ventilación.
    5. Limpia tu oficina,  la limpieza general y diaria es necesaria pero también la limpieza energética, para ello te invitamos a encender una velita de incienso de Sándalo  y una vela blanca.  Respira profundamente y visualiza tu lugar de trabajo con luz,  siéntete feliz en él, da gracias por esta oportunidad que te brinda la vida y por último imagina que la gente que te rodea es amable prospera y feliz.

    La armonía se logra si te sientes en paz y tranquilidad, sin importar el lugar en donde vivas o trabajes lo importante es que seas tú quien entra en armonía con la naturaleza y el universo.